El Dakar se toma un día de descanso imprevisto por una etapa cancelada

0
407

Este lunes habrá un día de descanso que no estaba dentro del cronograma del Dakar 2018, el descanso imprevisto se dió por la etapa cancelada entre Tupiza (Bolivia) y Salta (Argentina), la novena de las catorce que componen el rally.

La mayoría de los pilotos pasaron la noche del domingo en el campamento de Tupiza,pese a que no se encontraba en condiciones debido a las inundaciones, lo que obligó a los vehículos de competición y a los de sus asistencias a estacionarse a a ambos lados de una carretera.

Por la mañana emprendieron el camino hasta Salta, puerta de entrada de las cinco últimas etapas de la carrera, las más decisivas antes de alcanzar la meta situada en la ciudad de Córdoba este sábado 20.

Los pilotos se ahorraron así una etapa que tenía un recorrido de 755 kilómetros, de los que 242 eran de tramo cronometrado, entre un punto cercano a Tupiza hasta la frontera de Bolivia con Argentina.

Las razones aducidas por la organización del Dakar para cancelar la etapa son las condiciones climáticas adversas que iban a afrontar los pilotos, con lluvias como las caídas en las jornadas previas que aumentaron el caudal de los numerosos ríos que debían atravesar los corredores.

La etapa cancelada coincide con una jornada de protestas sociales convocada a nivel nacional en Bolivia que podía devenir en bloqueos de carreteras, según medios locales.

Una vez llegados a Salta, los pilotos se prepararán para una de las etapas reina de este Dakar, que se disputará este martes entre Salta y Belén, con una distancia por recorrer de 797 kilómetros, de los que 373 serán cronometrados.

En su recorrido pasarán por la temida zona de Catamarca, una de las más complicadas del rally por el intenso calor y la arena blanda.
Vía:EFE