El Gobierno nacional inició reuniones con empresarios por los aumentos de precios

0
490

Las góndolas de los supermercados, no son ajenas a la devaluación que es acerca del 20% y ya comenzó a sentirse en las econmías de cada hogar. Las grandes marcas y los supermercados remarcaron sus precios en sintonía con la suba de la divisa estadounidense y puso en alerta al Gobierno que ahora los citó para discutir ese traslado sobre el valor de alimentos, bebidas y demás productos.

Cabe destacar que tras el aumento de la divisa norteamericana y luego de la decisión de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, desde el gobierno se espera que los empresarios se comprometan, a evitar trasladar el aumento a productos que no deberían subir, al no verse directamente relacionados con la suba del dolar, por eso la mandataria bonaerense fue quien salio a pedir una «gran contribución» a los empresarios. Según se supo de fuentes oficiales y de los privados, la Secretaria de Comercio empezó a recibir a referentes del sector para discutir esa cuestión.

Así mismo se confirmó que las reuniones no serán grupales sino individuales, cerradas, y participarán representantes de las principales empresas de consumo masivo. Se trata de reuniones que se realizan frecuentemente, pero que ahora tendrán eje en cómo impacta el dólar en sus cadenas de valor. El Gobierno les pedirá «responsabilidad» en la definición de los precios y pretende analizar alternativas para que la devaluación tenga el menor impacto posible en el bolsillo de los consumidores. Al menos una de las principales marcas de consumo masivo, que tiene una participación mayoritaria en el mercado, ya tuvo su encuentro con Comercio.

Un informe de la consultora Focus Market al que accedió ámbito, dio cuenta de que la corrida cambiaria que se vivió en los últimos días y que trajo como consecuencia una fuerte disparada del dólar comenzó a trasladarse a los precios de la economía, principalmente a los alimentos.

En el top 10 de categorías de productos que más aumentaron en el período seleccionado se encuentran la harina (+15,3%), pastas secas (+7,7%), galletas (+2,7%), gaseosas (+3,3%), cervezas (+3,9%), yerbas (+4,2%), aceite (4,2%), queso untable (+4,1%), detergente (+2,5%), pan de molde (+2,1%), lámparas (+9,3%) y flanes (+6,7%).

Fuentes del Gobierno señalaron que se encuentran llevando a cabo reuniones con distintas empresas, entre las que figuran Danone, Mondelez, Mastellone, Molinos Río de la Plata, Arcor, Unilever, Kimberly Clark, Coca Cola, Quilmes, Molino Cañuelas, Baggio, Clorox, Adeco, Ledesma, Pepsico, Aceitera General Deheza (AGD), Procter & Gamble, Las Marias, Bimbo, La Virginia, Dulcor, Tabacal, SC Johnson & Son, Nestle y Milkaut.

Estos encuentros tienen como objetivo «conocer en profundidad los efectos que han tenido los cambios de contexto económicos de las últimas semanas sobre los precios al consumidor», sostuvieron desde el Gobierno. Asimismo, remarcaron que se les está pidiendo «que cada empresa actué con responsabilidad en este contexto, buscando entre todos que no se afecte el consumo de los argentinos».

Por otro lado, remarcaron que recurrirán a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia para aquellos caso «donde creamos que el problema va más allá del aumento de costos de las últimas semanas», en la cual podrían iniciar investigaciones donde noten que exista abuso de posición dominante en los mercados.

«En todos los sectores encontramos conciencia de que el consumidor no está validando cualquier precio y de que por lo tanto no hay mucho margen de acción en el segmento consumo masivo para subir precios. Se trataron problemáticas distintas según la particularidad de cada compañía, con situaciones heterogéneas», destacaron.

Además, comunicaron que las reuniones continuarán a lo largo de la semana con todos los proveedores de los principales productos de consumo masivo del país y con los referidos a insumos difundidos, que inciden en los costos de los productos que llegan a las góndolas.