La UIA respaldó la llegada de Dante Sica

0
588

Es de público conocimiento, que el anterior ministro de la producción Francisco Cabrera, no tenía una excelente relación con la UIA, situación superada, la organización respaldó el reemplazo de Dante Sica por Francisco Cabrera como titular del ministerio de Producción. «Creemos que es mucho más productivista, que entiende el tema industrial y que puede ser un buen cambio», afirmó Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina.

Asimismo, el titular de la central empresarial dijo que Sica apunta al «empleo y la productividad», lo que implica una visión «diferente a lo que se estuvo haciendo hasta ahora», en relación al saliente Cabrera, cuya salida fue anunciada el sábado por el Gobierno.
Cuando las intenciones no bastan…»Podés tener ideas o intenciones pero si después de dos años y medio te das cuenta de que esos programas no están dando resultado, tenés que empezar a cambiarlos. El Presidente tiene una idea y los ministros están en esa idea, no sé si había diferencias en el gabinete», afirmó.
Acevedo respalda el cambio realizado por el Presidente Macri pero, aclaró igualmente que hay preocupación por el «altísimo déficit comercial» e indicó que «siempre hay preocupación» en el sector industrial por la situación económica.
En concordancia con la fuerte escalada del dólar, que en la última semana se acomodó cerca de los $ 29, dijo que no se trata del único problema de la economía. «Es complicada la Argentina ahora, tenes que buscar un equilibrio y tiene que ser de acuerdo al país y al momento», consideró.

«Hay que generar políticas que compensen las altas tasas del mercado, como pensar la banca a largo plazo. Hay muchas cosas que hay que empezar a calibrar», indicó Acevedo en una entrevista a Radio 10.

La UIA y Cabrera habían mantenido un duro conflicto en marzo pasado, especialmente por el aumento de las importaciones, cuando el entonces ministro les había pedido que «dejaran de llorar y se pusieran a invertir», a lo que los industriales respondieron que no les gustaban las «bravuconadas». Finalmente se reunieron y lograron «limar asperezas».
vía:ámbito