Macri pide que G20 actúe con «misma urgencia» que durante la crisis de 2008

0
311

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, pidió este viernes a los líderes del G20 que actúen «con el mismo sentido de urgencia que en 2008», cuando el grupo comenzó a realizar sus cumbres en medio de la grave crisis financiera global, al considerar que, han surgido «tensiones» en los últimos años y es necesario «promover el diálogo».

«Promover el diálogo que respete las diferencias e impulsar acciones basadas en intereses compartidos», afirmó Macri ante los presidentes del G20, entre ellos Donald Trump (Estados Unidos), Vladimir Putin (Rusia) y Xi Jinping (China).

«En estos años, los cambios y las circunstancias sociales, políticas y económicas a nivel global y en nuestros países generaron un cuestionamiento sobre los mecanismos multilaterales contemporáneos, incluido el G20, y surgieron tensiones entre nuestros países sobre la visión de cómo encarar individualmente las oportunidades y los desafíos globales «, afirmó Macri.

Durante dos días, los líderes de las 20 principales economías desarrolladas y emergentes del mundo debatir sobre los temas más relevantes de la agenda global, en un momento de fuertes tensiones comerciales entre Estados Unidos y potencias como China y la Unión Europea, y por choques diplomáticos cruciales como lo que implica a Rusia y Ucrania.

En el centro de convenciones Costa Salguero en Buenos Aires, Macri hizo el discurso de apertura de la cumbre de este año de los jefes de Estado y de gobierno del grupo de países más desarrollados y emergentes, que también incluye líderes de Estados invitados y altos representantes de organizaciones internacionales.

«En el G20 más al sur ya organizado -el primero en América del Sur- los invito a que podamos dar un mensaje claro al mundo que aquí juntos podemos establecer un horizonte de desarrollo, con responsabilidades compartidas, un fuerte compromiso con igualdad de género y unidos en la diversidad «, afirmó el anfitrión.

Macri subrayó que han pasado 10 años desde que los presidentes del G-20 se reunieron por primera vez en Washington, «con el espíritu de crear este mecanismo y espacio de diálogo que permitió, en ese momento, evitar el agravamiento de la crisis financiera internacional».

«Quiero pedir que actuemos con el mismo sentido de urgencia que en 2008», en un «mundo diverso y con múltiples protagonistas con sus propias historias y culturas» y con una «esencia» del G20 de promover diálogo.

«Aquí, nosotros los líderes nos vemos frente a frente, hablamos con franqueza, ratificamos coincidencias y administramos desacuerdos, esto es algo que viene sucediendo año tras año hace una década», reconoció el presidente argentino.

En ese sentido, Macri se mostró confiado en que en este día y medio de trabajo, los líderes consigan «crear las bases para los consensos de los próximos diez años».

«Todos somos testigos de los cambios profundos que nuestras sociedades están viviendo, que se aceleran y profundizan», subrayó el líder argentino, que también reconoció que «mucha gente» mira con dudas sobre «para qué sirven estas cúpulas».

«Tenemos la obligación de mostrar al mundo que desafíos globales requieren soluciones globales», enfatizó Macri.

Con problemas como el futuro de trabajo y el estado del clima, el jefe de Estado argentino pidió que los líderes mundiales trabajen «juntos» para «aprovechar los mecanismos» que ya existen y debatir a otros que sean necesarios.

«La solución es dialogar, dialogar y dialogar. Esta es la forma de empujar los límites de lo posible, entendiendo que cada país tiene sus preferencias, valores e intereses, pero todos coinciden en algo, promover el desarrollo sostenible», subrayó el anfitrión.

Casi al final de su discurso, el político argentino afirmó que su país asumió la responsabilidad de presidir el G20 este año al considerar que puede ofrecer una contribución a la cooperación internacional, el multilateralismo y la gobernanza global.

Entre los temas que se tratarán en las reuniones, que se celebrarán a puerta cerrada, y con el fin de lograr un «desarrollo sostenible y equitativo», estarán el futuro del trabajo, la infraestructura para el desarrollo, el futuro sostenible de los alimentos, la estabilidad financiera, la sostenibilidad climática y el comercio internacional.

Al concluir su discurso, Macri evocó a Nelson Mandela y pidió que los líderes mundiales siguieran su premisa de conseguir acabar con la pobreza «hasta 2030».
Vía:EFE