Los jubilados los más castigados, los medicamentos aumentaron un 53% en un año

0
296

El aumento en la divisa norteamericana, encareció significativamente el valor de los insumos importados.
Permitiendo que los jubilados y pensionados sean los más afectados, a la hora de comprar sus medicinas, en algunos casos afirman que en vez de consumir la cantidad diaria para tratar la patología que padecen, lo hacen día de por medio para que la medicina pueda durarles más días.

El 2018 los medicamentos aumentaron un 53% muy por encima del avance general de los precios. En los últimos tres años, además, los remedios le vienen ganando la carrera a la actualización jubilatoria. Los precios de los fármacos avanzaron, desde 2015, 235% mientras que en el mismo lapso los haberes subieron 143%.

A líneas generales, los precios de los 50 principales medicamentos han aumentado un 8,56% solamente en el mes de diciembre,de acuerdo a datos del Centro de Estudios Políticos para Personas Mayores y la Asociación Latinoamericana de Gerontología.

Hacia diciembre de 2015, tras el cambio de Gobierno, la jubilación mínima era de $3821, mientras que luego del último aumento aplicado quedó en $9309, lo que implica entonces un avance de 143%. La inflación de los medicamentos, productos que no están incluidos en la medición de precios del Indec, fue de 235%, aunque algunos remedios en particular sextuplicaron su precio.

Algunos de los motivos, que que explican el incremento superior de los medicamentos en comparación con la canasta general es la devaluación del peso que tuvo lugar el año pasado. Algunos fármacos son fabricados con insumos importados desde el exterior, por lo que el valor de esa materia prima se incrementó durante 2018.Cabe recordar que hacia el final del año pasado el Gobierno eliminó la intermediación de los laboratorios para la compra de los medicamentos de los afiliados a PAMI.

De esta forma el pago irá directamente a las federaciones y confederaciones que representan a las farmacias. Según el Poder Ejecutivo, eso podría redundar en bajas de costos de los fármacos, que actualmente los jubilados no ven beneficios.