Sin actividad del dólar por el feriado del 1 de mayo ,el riesgo país volvió a subir y se mantiene la tensión financiera

0
321

El índice subió hasta 961 puntos. El tipo de cambio retrocedió en los últimos días pero el mercado duda sobre el margen de maniobra del Banco Central ante las presiones cambiarias.

El dólar abrió ayer jueves a $44,50 tras las dos jornadas de retroceso que registró entre lunes y martes de esta semana. Los últimos anuncios del Banco Central sobre su capacidad de intervención ante escenarios de presión cambiaria permitió al peso recuperar terreno. Pero ya con esas noticias digeridas, el mercado vuelve a poner la lupa sobre el poder de fuego real que tiene la autoridad monetaria para intervenir con reservas. Esas dudas quedaron expuestas, por ejemplo, en una nueva suba del riesgo país.

Por el feriado no hubo actividad bursátil y cambiaria en la Argentina pero en los Estados Unidos continuaron funcionando con normalidad. La jornada en los mercados externos fue regular para los activos nacionales. Por un lado las acciones de compañías argentinas mostraron subas moderadas de hasta 4%. Los bonos, por el contrario, mostraron ventas por lo que cayeron hasta 1,4%.
En este contexto, el riesgo país, que elabora el JP Morgan, subió 10 puntos hasta los 961 puntos. Ese indicador, que marca el sobrecosto de la deuda argentina en comparación con la estadounidense, está en los máximos históricos de la presidencia de Mauricio Macri, y la semana pasada llegó a superar los 1000 puntos, lo que marca la reticencia de los inversores sobre la situación financiera del país.

Tal como lo consigna TN hoy jueves el Gobierno volverá a tener otra prueba desde las 10 cuando abra el mercado cambiario. El anuncio de una mayor discrecionalidad del BCRA para el uso de reservas para intervenir, aún cuando el dólar esté dentro de la banda de flotación, fue uno de los últimos volantazos en la política de cambios. A eso se sumó que dispondrá de u$s250 millones diarios para vender en caso de que la cotización supere el techo de $51,44, con la posibilidad incluso de tener «intervenciones adicionales».

Durante lunes y martes ese nuevo margen de acción oficial, acordado con el FMI, convenció a los inversores y el tipo de cambio retrocedió 4%, tras haber llegado a tocar un techo de $45,97.

Pero según algunos informes privados el poder de fuego es limitado. Un reporte de JP Morgan consideró que el organismo que encabeza Guido Sandleris «tendría alrededor de u$s1000 millones para intervenir». Ese monto surge porque el Banco Central tiene, en realidad, u$s20.000 millones de reservas netas (contra las u$s71.600 millones totales) y porque la entidad debe cumplir un mínimo de colchón de dólares de acuerdo al programa firmado por el FMI.

Este jueves entrará en vigencia una medida con la cual el BCRA apuntará a desincentivar la compra de dólares y estimular la constitución de plazos fijos en pesos. Para esto, permitirá que los ahorristas puedan realizar depósitos en cualquier banco, independientemente de si son clientes o no. Con esta resolución, la autoridad monetaria aspira a que los bancos compitan por captar nuevos depósitos con tasas de interés más atractivas para los inversores minoristas.