Salud : «Son 1.900 los pacientes en Salta bajo tratamiento de VIH»

0
754

Son 1900 los pacientes infectados con el virus de VIH en la Provincia de Salta, que están siendo tratados con medicación antirretroviral, las edades bajo tratamiento van desde los 20 a 45 años, de acuerdo a la información difundida por la cartera de Salud.

Desde el Ministerio de Salud Pública se informó que de acuerdo a los registros que posee el programa de VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), son 1900 pacientes en tratamiento con medicación antirretroviral.

Los números crecen y alarman significativamente en Salta,cabe destacar que estos registros se dan en el marco del programa impulsado por la Cartera de Salud, dirigida por el Ministro Roque Mascarello, que impulsa a la población a realizarse controles y puedan acceder al test gratuito para conocer el estado serológico con respecto al VIH.

En el año 2017 se realizó el diagnóstico de 536 personas que padecían la infección, de las cuales 350 eran varones y 186 eran mujeres.

El Ministro de Salud de la Provincia Roque Mascarello, titular de la Cartera de Salud destacó la importancia, sobre el diagnóstico temprano y de el resultado de estas campañas que generan conciencia y educan sobre enfermedades de transmisión sexual, prevención, diagnóstico y tratamiento.

Además se informa que la población en general puede acercarse de manera espontánea a realizarse la prueba en hospitales y centros de salud, que cuenten con laboratorio.

Se recomienda además, que ante cualquier duda se pueden acercar y solicitar asesoramiento profesional y orientación en el programa de VIH, ITS y Hepatitis Virales, que funciona en Sarmiento 625, teléfono 0387 4370504.

Datos que impactan y alarman

Es fundamental destacar que la detección temprana, eleva considerablemente la calidad de vida del paciente, debido que el 30 % de la población ignora que padece la enfermedad.

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) se transmite por la sangre y los fluidos corporales. Debilita el sistema inmunitario, hasta causar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida o sida, dejando las defensas naturales débiles a cualquier infección.

Hacia fines de 2017, 36,9 millones de personas estaban infectadas con VIH, en su gran mayoría del África subsahariana. Aunque el VIH/sida no tiene cura, el tratamiento con antirretrovirales permite llevar una vida saludable y reducir casi a cero el riesgo de transmisión del virus a otra persona.

¿Cómo se transmite y qué síntomas tiene el VIH/Sida?

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) se transmite por la sangre y los fluidos corporales. Va debilitando el sistema inmunitario, generalmente a lo largo de un periodo de entre 3 y 15 años (aunque 10 años es lo más habitual), hasta causar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida o sida. Cuando las defensas se debilitan, pueden aparecer infecciones oportunistas como la candidiasis, la neumonía o varios tipos de tumores. Algunas infecciones pueden tratarse, mientras que otras son letales. La enfermedad oportunista más frecuente es la tuberculosis, la principal causa de muerte entre las personas con VIH.

¿Cómo se diagnostica el VIH/Sida?

Un simple análisis de sangre buscando anticuerpos puede confirmar la presencia del virus. En el caso de los bebés, que pueden tener anticuerpos de la madre, son necesarias pruebas más complejas que no están disponibles en la mayoría de los lugares más afectados por la epidemia, sin embargo muchas personas viven con VIH durante años sin mostrar síntoma alguno y pueden no conocer su estado.

¿Cómo se trata el VIH/Sida?

Las combinaciones de medicamentos antirretrovirales (ARV), o terapias combinadas, ayudan a combatir el virus: permiten a los afectados vivir más y mejor sin que su sistema inmune se deteriore rápidamente. El tratamiento también reduce la probabilidad de transmisión del virus hasta en un 96%: el tratamiento es por tanto una forma eficacísima de prevención.

Según las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), todas las personas diagnosticadas con VIH deben empezar inmediatamente el tratamiento. Además, su adhesión al tratamiento debe monitorearse con pruebas de carga viral: se mide la cantidad de copias del virus en sangre para comprobar si se mantiene en niveles indetectables o si es necesario cambiar a un régimen de segunda o tercera línea.

De allí la importancia del diagnóstico temprano, que sólo se puede lograr mediante el test rápido.

Es importante destacar que la principal causa de contagio del VIH es por relaciones sexuales.