Maradona continúa internado solo por precaución, sin otra patología.

0
170

De acuerdo a lo informado por el médico personal de Diego Armando Maradona, el dr. Leopoldo Luque el astro del fútbol tiene «Un bajón anímico que afectó su alimentación, pero nada más», no tiene otra patología, como se habría dicho en su momento.

Su médico habría dicho que Diego presenta lucidez, orientación de tiempo y espacio, pero tiene una apariencia amarillenta y que fue internado para atender estos aspectos con el respectivo tratamiento, así como «la anemia que lo mantiene débil».

«Fue una semana medio complicada para él, con mucha presión. Notamos un bajón, principalmente anímico, que le afectó la alimentación», aseguró Luque en diálogo con los medios.

«Decidimos venir a estudiarlo y ponerlo un poco mejor, lo hablé con él. La idea es dejarlo hasta optimizarlo. Está bien Diego, si quiere se para y se va. No es un cuadro grave ni de urgencia», explicó Luque y descartó: «Diego no entró con un cuadro de ACV».

Luque, además, descartó en el diálogo con la prensa que esta internación de Maradona tenga relación con las adicciones y explicó que no lo habría llevado a este establecimiento. Además, aseguró que  tampoco tenía que ver con coronavirus.

«Lo vi desganado, más enojado, a veces no me quería recibir. No había que esperar a que pase algo grave», afirmó el médico.

«Diego perdió peso porque no venía entrenando y alimentándose bien». «Sé que él puede estar diez mil veces mejor. Traerlo acá ayuda”, concluyó.

Leopoldo Luque, médico personal de Diego Maradona, se refirió este martes al estado de salud del entrenador de Gimnasia, que pasó la noche en buenas condiciones en la clínica Ipensa de La Plata, donde se encuentra internado desde ayer.

“Quiero transmitir tranquilidad, Diego no entró de urgencia, no está crítico ni nada de eso, está incluso mejor que ayer y con muchas ganas de irse”, anticipó el profesional.

Abordado por decena de micrófonos, Luque intentó llevar tranquilidad respecto de las distintas versiones que surgieron con el ingreso del astro en el sanatorio privado en el que se encuentra, máxime a partir de la preocupante imagen que mostró el viernes en el estadio de Gimnasia, cuando fue homenajeado por las autoridades del fútbol argentino por su cumpleaños N°60.