Impuesto a la riqueza: Alberto Fernández dijo que “no es inconstitucional porque es una aporte por única vez”

0
136

La iniciativa consiguió media sanción en la Cámara de Diputados este miércoles y grava con una contribución especial a los patrimonios mayores a 200 millones de pesos.

El presidente Alberto Fernández descartó que el aporte extraordinario para las grandes fortunas que consiguió media sanción en la Cámara de Diputados pueda ser considerado inconstitucional, ya que no implica la implementación de un impuesto nuevo.

Si fuera un impuesto yo creo que podría ser inconstitucional. Pero no es un impuesto, es un aporte por única vez”, dijo el mandatario en declaraciones televisivas. Expresó en ese sentido que quisiera entonces que esto no vaya hacia una instancia jurídica promovida por quienes deben pagar el aporte.

Y añadió: “Si fuera un impuesto sí (sería inconstitucional) porque si yo le digo a usted que a partir de ahora va a tener que pagar el 2% de lo que tiene, va a llegar un día que me va a entregar todo lo que tuvo y eso es confiscatorio”.

En ese sentido, dijo que que quisiera que los alcanzados por el tributo excepcional “entiendan que están ayudando a que el país se recupere” y que todos los ciudadanos “sepan quiénes son los que han hecho ese aporte”.

Yo no quiero que esto sea un castigo a los ricos. Quisiera que sea una toma de conciencia de los sectores que mejor están para ayudar a los que peor están. Quisiera que todos lo reconozcamos”, puntualizó Fernández.

Y agregó que “quisiera que todos los argentinos sepamos quiénes son los que hicieron ese aporte. Quisiera que un día hagamos un acto dijéramos ‘estas son las personas que han ayudado’ en la pandemia”.

En el Gobierno, se estima que el aporte extraordinario de las grandes fortunas sumará $307.000 millones a las arcas estatales que recaudará AFIP, que será la encargada de aplicar, percibir y fiscalizar el pago del impuesto.

Esos fondos se aplicarán para financiar proyectos de la economía pospandemia, entre ellos la explotación de gas natural, compra de equipamiento médico, subsidios a pymes, becas Progresar y mejoras en barrios populares.

El mandatario les pidió a los cerca de 9000 contribuyentes argentinos que serán afectados por la iniciativa, impulsada por los diputados Máximo Kirchner y Carlos Heller, que “entiendan” que se trata de un “aporte solidario” en medio de la emergencia económica. Consideró además que esta iniciativa está en línea con lo que se hizo en otros países, por lo que “no es una cosa hecha a tontas y locas”, sino que fue conversado por las cúpulas empresariales, a las que se le pidió una propuesta superadora pero “no contestaron”.

El aporte debería ser considerado -según el jefe de Estado- como “el inicio de una Argentina más solidaria”, porque se trata de una contribución “excepcional” en favor de los que más lo necesitan la ayuda económica.

Por otra parte, el Presidente se refirió a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acordar un nuevo programa financiero y postergar así el repago de US$44.000 millones. “Por lo que hablé con la titular del Fondo, confío en que vamos a llegar a puntos de acuerdo. Lo primero que le planteé es que el plan económico va a ser de la Argentina y no del Fondo”, explicó el mandatario en declaraciones al canal A24.

“Si uno mira el Presupuesto, el único ajuste que se ha hecho es a los acreedores que van a tener que esperar hasta 2024 para cobrar. No es un capricho o un acto de prepotencia, es lo que necesitamos para volver a crecer”, apuntó Fernández.

En ese sentido, sobre el tamaño del gasto público -uno de los puntos a debatir con el FMI-, el jefe de Estado dijo que el Gobierno buscará disminuir el déficit. El Presupuesto 2021 prevé en principio un desequilibrio de 4,5% del PBI, mientras este año alcanzaría un 7%.

Tengo una obsesión con el equilibrio fiscal. Yo creo que el déficit fiscal es siempre malo y que hay que tratar de minimizarlo todo lo que podamos. Ahora, lo que estamos viviendo es una situación absolutamente excepcional”, explicó.

Vía TN