A partir del viernes, los QR de pago deberán aceptar todas las billeteras digitales

0
376

Comenzará a funcionar el “QR interoperable”, lo que les permitirá a los clientes abonar una compra presencial con las tarjetas que tenga cargadas en cualquier software pago, independientemente de la red a la que pertenezcan.

Las 4 asociaciones bancarias de la Argentina recordaron ayer que el próximo viernes debe entrar en vigencia una norma del Banco Central que impone la interoperabilidad de los pagos con QR realizados con tarjetas de crédito o débito, algo que ya existe en el caso de los pagos QR hechos a través de transferencias. Cuando el BCRA sancionó esa norma en mayo, con su puesta en marcha llegará un cimbronazo para el negocio de los medios de pago, en particular para el líder de los QR, Mercado Pago, que se verá obligado a aceptar pagos con tarjetas “cargadas” en otras billeteras de otras marcas.

“El próximo 1 de septiembre no será un viernes más para el sistema de medios de pago argentino. Será el comienzo de una esperada etapa que permitirá a los clientes realizar pagos con tarjeta de crédito desde cualquier billetera digital interoperable, independientemente de la marca del Código QR que exhiba un comercio”, señaló el comunicado de los bancos. “La interoperabilidad full de los QR es un avance hacia la competencia y democratización de los medios de pagos en Argentina,” concluyó.

El reclamo de los bancos, de larga data, reside en que en la actualidad cuando el comercio tiene un QR provisto por Mercado Pago, solo acepta pagos con tarjeta vía QR si el plástico está cargado en una billetera de Mercado Pago y los rechaza si el cliente tiene cargada su tarjeta en billeteras bancarias. Ese mecanismo deja afuera a Modo, la billetera digital que comparten todos los grandes bancos del sistema, a excepción del Provincia. También se ven afectadas otras billeteras bancarias de uso masivo como Cuenta DNI o BNA+. La norma del BCRA termina con esa exclusividad.

En el mercado aseguran que el 1° de septiembre no cambiará mucho, básicamente porque Mercado Pago no avanzó en la interoperabilidad, que le exige sentarse a coordinar, uno a uno, con cada billetera

Más allá de la pelea entre Mercado Pago y los bancos, hay un cambio sustancial para el usuario. A partir de esta norma, cada vez que vea un QR en un comercio, ya sea físico en un cartelito o bien digital en la pantalla de una terminal POS, tendrá la posibilidad de sacar su celular y elegir dos veces en pocos segundos. Primero, cuál de todas las apps de su teléfono, tanto de bancos como de fintech, quiere usar para pagar. Una vez que está dentro de la billetera, la segunda elección será su medio de pago: con dinero en una cuenta (CBU o CVU), tarjeta de débito o tarjeta de crédito. Hasta ahora, solo tenía esa certeza si elegía pagar con transferencia, gracias al programa “Transferencias 3.0″.

“Estas medidas para ampliar la interoperabilidad a las tarjetas de crédito fueron tomadas en mayo pasado con el objetivo de que las personas tengan experiencias más amigables y que la operatoria sea más transparente. Desde entonces, las entidades financieras y demás miembros del ecosistema de pagos han trabajado intensamente puertas adentro para alcanzar esta meta”, señalaron ayer los bancos en su comunicado.

El antecedente más cercano a esta situación es la implementación de Transferencias 3.0, en el que todos los actores cumplieron con lo pedido por el BCRA y la negociación entre los bancos, las billeteras y los adquirentes (aquellos que le venden la terminal POS al comercio, entre ellos Mercado Pago) se desarrolló acorde a lo previsto por el Central.

“El 1° de septiembre la interoperabilidad para los pagos QR con tarjeta no va a estar funcionando al 100% en la forma en que lo pide la norma. Hay muchas conexiones ‘uno a uno’ entre billeteras y adquirentes que todavía no van a estar listas. No es técnicamente viable que esto se implemente en estos días. El viernes, los QR de Mercado Pago seguirán aceptando solo pagos de tarjetas cargadas en la billetera de Mercado Pago, tal como ocurre ahora”, explicó una fuente de Geopagos, un proveedor tecnológico a adquirentes y agrupadores de pagos.

La norma del Central renueva la pelea entre los bancos y Mercado Pago. En 2020, todos los bancos del país (con excepción del Provincia, que se inclinó por desarrollar Cuenta DNI) comenzaron a diseñar lo que hoy es Modo con el objetivo de darle pelea a la enorme red de pagos que estaba armando la empresa de Marcos Galperín. Modo, además, es la réplica de muchas otras billeteras en el mundo que reunieron a una alianza entre bancos competidores para desarrollar una app común a todo el sistema.

Con la norma del BCRA, los 50 bancos que integran Modo son los principales beneficiarios y Mercado Pago, claramente, el principal perjudicado, ya que deberá integrar su red de cientos de miles de pequeños comercios a lo largo del país que cobran con su QR. A diferencia de Transferencias 3.0, donde se fijaron comisiones para la interoperabilidad, en este caso las comisiones ya están establecidas por la regulación.

Luego de tres trabajosos años, ese objetivo inicial podrá ser puesto en práctica en plenitud. Modo será el principal beneficiario del cambio que dispuso el Banco Central. Las demás fintech podrían beneficiarse por una mayor interoperabilidad que expanda, aún más, los pagos QR. Pero Mercado Pago será el principal perjudicado. Su rechazo a esta norma se base en que fue quien invirtió para desarrollar la red que incluyó a los pequeños comercios en la digitalización de los pagos.