Prepagas: cuántos afiliados perdieron por los aumentos y por qué ese número seguiría subiendo

0
384

Si bien la pérdida de usuarios se da, sobre todo, en particulares que abonan el plan completo de su bolsillo, también alcanza a clientes corporativos. Cuánto aumentarán las cuotas de las prepagas en abril.

Por las subas en las cuotas de las prepagas desde comienzos de año, ya se dio de baja un 15% de afiliados y el número seguiría en ascenso. Así lo estiman distintas fuentes del sector, tras el aumento en los planes de salud de más del 75% entre enero y marzo, al que se sumará otro incremento el próximo mes.

Las empresas de medicina privada informaron subas para abril de casi el 19% y planean más aumentos, en línea con la intención de actualizar los aranceles todos los meses, tras la desregulación del sector a partir del DNU de Javier Milei. De esa manera, en sólo cuatro meses el ajuste habrá sido superior al 150 por ciento.

Una prepaga no podrá cobrar ninguno de los aumentos aplicados desde enero a un centenar de afiliados
Fallo judicial Una prepaga no podrá cobrar ninguno de los aumentos aplicados desde enero a un centenar de afiliados
Agustina Devincenzi
Según fuentes de la Unión Argentina de la Salud (UAS), la estimación inicial de una desafiliación del 5% quedó corta. La pérdida trepa a entre 12% y 15%, aseguraron. Son usuarios que migraron a obras sociales o el sistema público.

«La escalada descontrolada impactó de lleno a los afiliados. Asimismo, la desregulación de las obras sociales y prepagas, que deja a libre elección del trabajador la cobertura, profundiza aún más la crisis. Permite fijar precios sin control, ignorando la realidad inflacionaria y los ingresos salariales. Mientras los incrementos superen la capacidad de aporte, las personas van a acompañar el aumento hasta tanto resista el bolsillo», apuntó Mario Koltan, presidente de Boreal Salud, que tiene más de 250.000 afiliados.

«En este panorama, se hace urgente un debate que involucre a todos los actores del sistema para encontrar soluciones duraderas. Es necesario implementar medidas regulatorias que controlen los aumentos desmedidos, fortalecer el sistema público y garantizar el acceso universal a una atención de calidad», agregó.

Las empresas de medicina privada están registrando bajas, que podrían llegar hasta 1 millón de afiliados.
«En total, el mercado de la salud privada ronda entre los 8 millones y los 10 millones de afiliados. Las empresas de medicina están registrando bajas, que podrían llegar hasta 1 millón de cápitas», destacó, por su parte, Julieta Doldo, directora de Mercer Marsh Beneficios para la Argentina y Uruguay.

La firma hizo un relevamiento en marzo que arrojó como conclusión que el 56% de los encuestados considera que el sistema se está deteriorando gradualmente, siendo una de las principales causas el aumento de los costos, con un consecuente impacto en el precio final para el consumidor.

Las bajas se dan, sobre todo, en particulares, los «voluntarios» o «directos puros», es decir, los que abonan el plan completo de su bolsillo, como jubilados, pensionados o trabajadores independientes o monotributistas.

Las bajas se dan, sobre todo, en particulares, los «voluntarios» o «directos puros», que abonan el plan completo.
«Siempre es mala la pérdida. Los jóvenes y sanos financian a los adultos mayores y enfermos», opinó Hugo Magonza, titular del Cemic, y detalló la importancia de este grupo para sostener gastos de tratamientos costosos para pacientes con discapacidad o enfermedades crónicas y terminales: «En nuestros cálculos, un 3% asume el 46% del costo de estos conceptos».

Pero la situación afecta también a clientes corporativos. Es que tanto a los usuarios como a las empresas les resulta cada vez más difícil sostener el pago de las coberturas. Al 86% de los trabajadores, los aportes no le alcanzan para cubrir el costo del plan del que es beneficiario a través de su empleador, según la encuesta de Mercer entre 74 compañías.

Las prepagas pierden clientes corporativos
De ese porcentaje, el 92% de las empresas se hacen cargo de la diferencia. Pero las organizaciones están recalculando. Según el informe, mientras la inflación general de 2023 fue del 211%, el sector subió los precios un 135,6 por ciento.

En tanto, las compañías que pagan extra para que sus empleados tengan este beneficio sufrieron un aumento del 59,21% en el primer trimestre y del 150% hasta abril. Sin embargo, hay casos en los que los incrementos superaron esas cifras, con subas acumuladas del 172 por ciento.

Los datos se difundieron en el marco del evento «Club de la Salud», que llevó a cabo Mercer para analizar las últimas tendencias en coberturas médicas y los próximos aumentos, junto con referentes del sector, abogados de derecho laboral y ejecutivos de empresas como Swiss Medical y Omint.

Según Mercer Marsh Beneficios, hay empresas que subieron los planes de salud corporativos un 172% entre enero y abril.
Al respecto, Doldo consideró: «El 42% de las empresas espera que haya aumentos de más de 200% este año en los planes de salud. Se dilatan las decisiones sobre este asunto porque no hay suficiente información sobre los alcances de la nueva reglamentación».

Doldo planteó que «administrar de forma eficiente los recursos disponibles, formalizar las políticas de beneficios de cobertura médica, mejorar la comunicación con empleados para concientizar sobre la importancia de este beneficio y complementar los programas con iniciativas de bienestar» son algunas acciones que las empresas pueden tomar para contener a sus colaboradores.

«Detectamos que las empresas están bajando el plan o cambiando la prepaga que dan de beneficio a empleados», señaló en esa línea Paula Pía Ariet, economista y directora de Gestión Consultores.