Investigan la posible existencia de “comedores fantasmas” en Salta

0
356

Hasta fines del 2022, la provincia de Salta tenía anotados 18 comedores en Salta Capital y un merendero ubicado en San Lorenzo. Los espacios se habían registrado a principios del año 2021. Todos son investigados y serán auditados.

Cinco de los comedores solo entregaban el almuerzo, 12 entregaban almuerzo y merienda, uno desayuno, almuerzo y cena y el ultimo restante repartía desayuno, almuerzo y cena. Para poder cumplir con estas comidas recibían fondos desde Nación.

Según la información no eran todos comedores que funcionaban en casas particulares, también estaban registradas fundaciones, iglesias y asociaciones.

Todos los comedores que formaban parte del RENACOM están siendo investigados y deberán rendir cuentas para seguir accediendo a los fondos desde Nación.

La causa por la que son investigados más de 1200 comedores de todo el país forma parte de una iniciativa del Ministerio de Capital Humano. Los «comedores fantasmas», como se conoció mediáticamente el caso, estaban inscriptos en el Registro Nacional de Comedores y Merenderos.

El RENACOM o Registro Nacional de Comedores y Merenderos Comunitarios de Organizaciones de la Sociedad Civil determinó que «la gestión anterior del gobierno nacional no realizó los controles correspondientes sobre los comedores a los que asistía con mercadería».

Entre el 7 de febrero y el 26 de abril se relevó un total de 2646 espacios, de los cuales 1247 no pudieron ser validados como comedores o merenderos.

Del total de comedores que no pudieron ser validados, en casi la mitad de los casos (609 espacios) en el lugar nunca funcionó o hace tiempo que no funciona un comedor; en el 26% de los casos (327 espacios), los datos de la preinscripción no coinciden con los reales (direcciones inexistentes, direcciones en las que no hay comedores/merenderos).

A su vez, la auditoría destaca que de los 1032 comedores que no pudieron ser identificados como tales, el 33% no funciona más como tal; en el 25% de los casos los datos de la preinscripción no coinciden con los reales (direcciones inexistentes, direcciones en las que no hay comedores/merenderos); y en casi el 16% de los casos, en la dirección declarada nunca funcionó un comedor/merendero.

El Gobierno denunció que la mitad de los comedores y merenderos que recibían asistencia del Estado no existe. “Lo cierto es que de las auditorías ya realizadas por este Ministerio de Capital Humano (y de las que se encuentran en curso actualmente también) surge que el Gobierno anterior no controló a los comedores matriculados durante los años de gestión de los programas sociales ‘Argentina contra el hambre’”.

La denuncia de Capital Humano destaca: “Nótese que los comedores y merenderos del RENACOM gestionan alimentos (por miles de millones de pesos) que provienen de diversos programas sociales (PNDU, programas de desarrollo social, etc), por lo que, sin lugar a duda, el Estado Nacional debería haber controlado en forma eficiente lo que no ocurrió en dichos programas durante los años de gestión”.