Luego de rechazar categóricamente su traslado al penal de Alto Comedero en Jujuy, ordenado este sábado por la justicia, la dirigente social, responsabilizó al gobernador Gerardo Morales y al presidente Mauricio Macri por la seguridad de su familia y la propia.

La líder de la agrupación Tupac Amaru regresó al penal de mujeres del barrio Alto Comedero en Jujuy, después de que la Justicia dejara sin efecto la prisión domiciliaria. Cabe destacar que el motivo argumentado por el magistrado,fue la negativa de la militante a someterse a diversos estudios médicos.

Por su parte desde el penal,la dirigente dio una entrevista a Radio 10, en donde detalló el momento en la que fue informada sobre su traslado al penal «Me llevó la Policía de la provincia. Vinieron y se pasaron de prepo. Empujaron a mi marido y a una compañera que estaba en la casa, después me agarraron a mí, que estaba con chancletas y estaba en pijama. Ellos querían que saliera a firmar una resolución. Salí y me agarraron en el patio».

En la entrevista Milagro Sala responsabiliza al Máximo Tribunal de Jujuy al Gobernador Gerardo Morales y al presidente Mauricio Macri ya que la misma afirma que el argumento para devolverla a prisión fue político y ordenado por Morales.

Cabe recordar que Sala se encuentra imputada en causas por intento de homicidio, asociación ilícita, fraude y extorsión. Hasta el sábado la dirigente se encontraba bajo el beneficio de la prisión domiciliaria en su casa de la localidad del Carmen, con 26 gendarmes,24 cámaras de seguridad,tobillera y el resto de la propiedad alambrada.