Lagomarsino debe llevar una tobillera electrónica

0
517

El juez federal Julian Ercolini lo decidió pocas horas después de haber citado a indagatoria al perito informático en el marco de la causa que investiga la muerte del fiscal. 

El magistrado ordenó este miércoles que se le coloque una tobillera electrónica al empleado informático Diego Lagomarsino, quien el próximo martes deberá prestar declaración indagatoria por la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Además de las medidas tomadas por el magistrado, se dispuso que Lagomarsino debe presentarse cada quince días en el Juzgado y tiene la restricción de alejarse a más de 100 Kilometros de su domicilio sin autorización judicial.

Cabe destacar que el empleado informático del fallecido fiscal Nisman, es señalado por Eduardo Taiano como «partícipe necesario»en su asesinato.
Luego del peritaje llevado a cabo por Gendarmería Nacional, en la que se comprueba que Nisman  fue asesinado es que el magistrado decide indagar a Lagomarsino.
Además fueron convocados cuatro custodios para el 21 y 22 de noviembre: se trata de los policías federales Luis Muiño, Armando Niz, Rubén Benitez y Néstor Durán, quienes tenían a cargo la custodia de Nisman y fueron acusados por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Sobre los custodios, consideró ahora la Fiscalía que, en realidad, posibilitaron el ingreso del arma homicida, franquearon el acceso de los ejecutores y permitieron su posterior salida de manera impune.

En su pedido, el fiscal Taiano había solicitado que Lagomarsino estuviera «sujeto a proceso»: esto implica que no requirió la detención sino que dejó a criterio del magistrado que decida por esa u otra alternativa y, por eso, el juez podría disponer una «medida restrictiva».

En su requerimiento Taiano sostuvo que Lagomarsino fue parte de un plan criminal, cuyo rol fue la entrega del arma homicida, y considero que para encubrir el hecho se monto una escena de suicidio en el baño de su departamento de las torres Le Parc de Puerto Madero.

«Este accionar fue posible debido a la relación de confianza que tenía con Nisman, situación que le permitió acceder tanto a la vivienda como a sobrepasar la custodia», consignó la Fiscalía en su dictamen.

Además, sostuvo que Lagomarsino no contaba con la debida autorización legal para portar el arma bersa calibre 22, la cual tenía vencida desde el 1 de abril de 2007.

La causa inicialmente estuvo a cargo de la fiscal de instrucción Viviana Fein y la jueza de instrucción Palmaghini, pero el 20 de septiembre de 2016 finalmente la Corte Suprema de Justicia decretó que el caso debía ser investigado por la Justicia Federal al considerar que Nisman había muerto como consecuencia de su labor al frente de la Unidad AMIA.

Fuente : NA