El Gobierno pretende un acuerdo con las Petroleras para congelar el precio de los combustibles

0
336

El Ministro de Energía mantuvo una importante reunión, con los principales directivos petroleros, a los que presentó una propuesta para frenar la inflación, evitando el aumento de los combustibles, al menos por 60 días.

Ante lo acontecido la semana pasada, con la divisa norteamericana, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, se reunió con los principales directivos petroleros para hacerles llegar la voluntad que persigue el Ejecutivo de congelar por unos meses los precios de los combustibles. Sin embargo, hasta última hora de la noche no había acuerdo y habrá nuevas reuniones para encontrar una definición.
Ante lo solicitado por el gobierno a las petroleras,se sabe que la compañía YPF aceptó en tanto que las otras, elevarán a lo largo de este martes una respuesta, en caso de llegar a un acuerdo, el Estado cederá a cambio recaudación del Impuesto a los Combustibles (ITC), recientemente modificado en la reforma tributaria.
La reunión con los directivos petroleros se llevó a cabo ayer a las 18 horas en el Palacio de Hacienda. Hubo versiones de que el Gobierno quería acotar la suba a 5%, pero ganó la posición extrema. Como controlante de la principal petrolera del país, el Estado sabe que habilitar a YPF aumentar lo que corresponde según las condiciones actuales implicaría estallar por los aires el cumplimiento de la meta de inflación.

Cabe destacar que las acciones de los primeros dos años de gestión de Aranguren tendieron a liberar mercados y retirar al estado del control de precios y comercio exterior. Así es que anunció el 25 de septiembre el cese de la intervención en combustibles líquidos a partir de octubre de 2017 por primera vez en 16 años. No obstante, a siete meses de anunciada la medida, los precios de las naftas aumentaron un 28%, de acuerdo a la variedad (súper o Premium) y el comercializador.

Argentina es el segundo país más caro de la región en cuanto a precios de naftas, sólo por detrás de Uruguay y en línea con Brasil y Chile. Un 40% de lo que se cobra en surtidores termina en las arcas estatales. En los dos años y medio de administración de Cambiemos, las naftas corrieron en línea con la inflación, aunque en los últimos meses le vienen ganando.