La Anmat busca reducir el peligro de los anteojos de sol que no tienen filtros UV

0
315

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica ( Anmat ) regulará la fabricación e importación de anteojos de sol. Tal como dio a conocer en la disposición 562/19 del Boletín Oficial, se deberá demostrar que cuentan con el filtro UV declarado.

En Modo Verano , el programa emitido por LN+, dieron detalles de la nueva regulación. Según indicaron, con las lentes sin filtros UV los ojos están más permeables al daño y puede ser aun más peligroso que no usar anteojos al exponerse al sol.

Según la Cámara Argentina de Industrias Ópticas y Afines (Cadioa), cada verano se comercializan 2 millones de anteojos y 1 de cada 5 no cumplen las normas. Aquellos que se dediquen a las actividades de fabricación y/o importación de anteojos para sol en la Argentina tendrán 180 días para adecuarse a la medida.

Esta prescripción busca paliar «el riesgo para la salud que implica el uso de anteojos para sol sin controles sanitarios». Por eso, en la disposición explican: «Si bien la mayor parte de la radiación nociva que proviene del sol es absorbida por la atmósfera, a la superficie terrestre llega un nivel de radiación ultravioleta capaz de causar daños oculares irreversibles».