Salud Pública lanzó la Campaña de Invierno 2019

0
513

Como todos los años y en cada inicio de temporada invernal, desde el Ministerio de Salud Pública, presentan su plan de contingencia a fin de reforzar y controlar patologías asociadas a las vías respiratorias, donde es importante hacer hincapié en la prevención.

El inicio de la temporada invernal implica realizar un abordaje Integral de las infecciones respiratorias agudas (IRA), incluyendo actividades de planificación y organización de los servicios de salud en todos los niveles de atención, es por eso que el Ministerio de Salud Pública lanzó la Campaña de Invierno 2019.

Se trata de un plan de contingencia orientado a reforzar la vigilancia de patologías respiratorias y fortalecer medidas de prevención, tales como la inmunización, el lavado de manos y la higiene respiratoria.

Por su parte , el titular de la cartera de salud, Roque Mascarello, junto a representantes del área, pusieron en marcha el plan de contingencia y atención para toda la población pediátrica y sus familias, con el fin de garantizar asistencia adecuada y derivación oportuna, respetando los distintos niveles de complejidad e identificando los grupos de riesgo – por región, edad y por condiciones sanitarias y de vulnerabilidad (prematuros, malnutridos u hospitalizados)- para prevenir enfermedades respiratorias, típicas de la temporada invernal.

Mascarello e hizo hincapié en que el éxito de cualquier campaña radica en la difusión y concientización de las prácticas preventivas en la comunidad.

Medidas de prevención:

· Todas las personas de entre 2 y 64 años con enfermedades cardíacas, respiratorias, renales, inmunodepresión, diabetes y obesidad, deberán aplicarse la vacuna contra la gripe, disponible de manera gratuita, en hospitales, centros de salud y puestos sanitarios de toda la Provincia.

· Los síntomas gripales aparecen eventualmente a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico.

· Para evitar las enfermedades respiratorias, la persona debe lavarse las manos con frecuencia y cubrirse boca y nariz con el codo al toser o estornudar.

· También se deben mantener limpios los picaportes y objetos de uso común, no compartir cubiertos ni vasos, ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros espacios cerrados.